viernes, 30 de noviembre de 2012

APRENDER A ESCRIBIR UN CUENTO


Un día llegó Alba del cole con un papel que decía: “Concurso de cuentos” y me dijo que quería participar. ¡¡Me encantó la iniciativa de mi hija!! Era algo distinto que nunca habíamos hecho y después de un intento fallido de Alba por escribir “algo” me dí cuenta de que tenía que mirar cómo enseñarle a escribir un cuento, con la particularidad de enseñárselo a una niña de 6 años que como quien dice acaba de empezar a escribir.
Tenía muy claro a quién tenía que recurrir y por qué medio: a mis amigos profes y a mis redes sociales favoritas, Twitter y Facebook.
La primera pregunta que lanzé fue: “Mi Alba (1º primaria) quiere participar en un concurso de cuentos, pero no sabe. ¿Alguien sabría decirme qué debo enseñarle?

Eva, profesora de inglés de primaria del SEK Alborán me dio las primeras pistas:

·         Que divida el cuento en tres partes.
·         En la primera que sitúe al lector contando dónde ocurre la historia (lugar, si es de día o de noche…) y los personajes que aparecen.
·         En la segunda parte que desarrolle la historia, dejando volar la imaginación todo lo que ella quiera.
·         Y en la tercera que invente un final estupendo.

Y luego mi querida amiga Ana, Asesora de formación en el Centro de Profesorado de Almería (y profe de primaria, además de tita de cinco sobrinos..con la experiencia que eso acarrea..) me indicó:

·         Cogemos su primer borrador y le voy leyendo un trocito (yo, porque mejorar un borrador cansa mentalmente, con lo que el esfuerzo de leer, lo tengo que hacer yo. Ella hace el de mejorar el texto) y le preguntas cómo puede mejorarlo.
·         Le ayudo dando pistas de mejora. Preguntándole sobre esa parte del texto que vamos a mejorar.
·         Cuando ella haga aportaciones, las escribo yo o ella (dependiendo de su cansancio) y releo el trocito que hemos mejorado.
·         Este fragmento de trabajo debemos hacerlo poco a poco, no todo seguido.
·         No importa que en la mejora del borrador escriba yo, ya que el esfuerzo de pensar en el cuento lo tiene que hacer Alba. Al final será ella quien lo pase a limpio. Es un trabajo colaborativo en el que Alba es la autora y su mamá, en parte del trabajo, ha sido la transcriptora.

Además estuve buscando en Internet y me encontré con una tabla que me sirvió para que Alba aclarara ciertas cosas del cuento. Ésta es la tabla y la cogí prestada de éste enlace:





Creí que ya tenía, por ahora, suficiente información para intentar mejorar el borrador de Alba, y la verdad es que fue bien, y éste fue el resultado:


Pero me surgieron más dudas:

  • Si la extensión del cuento era suficiente.
  • Si teníamos que volver a hacer otro borrador, con el miedo a que acabara diciéndome que ya estaba harta del cuento..
Por ese día lo dejamos y simplemente le propuse ponerle el título al cuento y hacer una bonita portada. Como le gusta tanto pintar, no tuvo ningún problema en ponerse con su nueva tarea. El título elegido por Alba fue “ Los cuentos misteriosos de Navidad”, y después de pintar como cuatro portadas, éste fue el elegido. Me hizo gracia que al verse incapaz de dibujar un libro volando, no se agobiara y recurriera a otra idea..los dos niños protagonistas del cuento mirando por una ventana. Como veréis el dibujo es un collage..y cómo sin decirle yo nada puso abajo: "Autora: Alba Viseras García".



Volví a recurrir a mis profes (y no profes) y volvieron a salir cosas interesantes:

·         Que a lo mejor, en vez de escribir un cuento largo, estaría bien escribir muchos cortos, como Julio Cortázar.
·         O que sería interesante escribir un cuento colaborativo entre muchos niños y que opinaran sobre las aportaciones de sus compañeros.
·         Hacerle saber que los escritores revisan y mejoran sus escritos varias veces. Y que en su caso dependerá de su aguante sin que pase a ser una tarea aburrida.
·         Añadirle un final al cuento. Y me facilitaron éste enlace: http://www.elhuevodechocolate.com/cuentos/cuentos7.htm
·         Para que crezca un poquito, preguntarle por qué podía pasar con las palabras que desaparecían, dónde iban..
·         Describir a Ángel y Ana, o la casa donde vivían o donde estaban los libros..
·         Pero sobre todo, todos los cambios con ilusión. Si no quiere hacer ningún cambio más, el cuento se queda como está…precioso.

 Puse en práctica lo aconsejado, pero Alba ya estaba cansada, así que con mucho mimo pasó a limpio el cuento y le puso un FIN que le supo a gloria...je je. Éste fue el resultado:




Gracias a todos/as los/as que nos habéis ayudado a poder disfrutar de ésta actividad. Gracias Eva, Ana, Octavio, Jose Luis, Mª José y Carmen.


4 comentarios:

  1. A mí, leer esto, me sabe a gloria. No por Alba (que también). Sino por la narración tan fantástica que tú haces del proceso. Lo que cuentas me permite vivirlo. Ojalá el profesorado supiera cómo contar lo que hace como lo logras tú.

    Lo único que le diría a Alba es que este es su primer cuento. ¿Querrá que vengan más o será el último? Y si quiere más cuentos, podría mirar ideas en cuentos de otras personas. Hacer una búsqueda para su siguiente cuento.

    ¡Gracias por compartirlo! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Jose Luis por dejar comentario en el blog. Y tienes razón, ésto no puede caer en saco roto y no debo olvidar animarla para siguientes...Buscaremos dónde fijarnos. Gracias de verdad ;)

      Eliminar
  2. Alicia me encantó, tu narración, el cuento creado por Alba, los asesores que te buscaste inmejorables, pero lo que más me llena es... TU PREOCUPACIÓN E INQUIETUD POR QUERER MEJORAR DESDE CASA EL PROCESO DE ENSEÑANZA Y APRENDIZAJE DE ALBA Y LA BÚSQUEDA DE SOLUCIONES Y NO DE INCONVENIENTES.
    ¡Estás siendo UN GRAN MODELO PARA TU HIJA!!!!
    Para seguir ahondando en la creación de cuentos puedo recomendarte un pequeño gran libro: "La gramática de la fantasía" de Gianni Rodari, o también del mismo autor "juegos de fantasía", no sé si los conoces yo disfruté mucho leyéndolos y llevándolos a la práctica.

    UN SALUDO Y MUCHOS BESOS PARA ALBA

    ResponderEliminar
  3. Ay Sofía...Gracias por tus palabras...Lo de ser modelo para mis hijos acarrea una responsabilidad taaan grande que da miedo. Por eso intento no verlo desde ese punto de vista, si no más bien como un aprendizaje conjunto, es decir, ella aprende y yo aprendo. Las dos nos beneficiamos...además de estrechar nuestros lazos de madre-hija..je je. UB

    ResponderEliminar