martes, 2 de abril de 2013

HOW TO CATCH A STAR

Como os comenté en la entrada anterior, a raíz de ver el cuentacuentos en inglés de "La oruga glotona" en la biblioteca, pensamos que sería buena idea que 7madres hiciéramos algo parecido. Así que nos pusimos manos a la obra y lo primero fue elegir el libro. Sería "How to catch a star" de Oliver Jeffers.
Los niños que vendrían a la actividad comprendían las edades desde los 5 años hasta los 8. Un total de 9 niños: Hugo1, Hugo2, Víctor, Lucía, Alba, Julia, Valeria, Alia y Sofía. 
Julie leería en inglés el álbum ilustrado, mientras yo enseñaría las ilustraciones. Para captar un poco más la atención de los niños pensamos en un pequeño juego de mímica donde al escuchar el verbo "catch" tenían que hacer el gesto como si cogieran algo, y si se decía "star" otro gesto como si algo brillase...bueno, se verá mejor en el vídeo. También incluímos al final una canción infantil relacionado con el tema: "Twinkle little star"

Somos conscientes de que tenemos que mejorar en muuuchas cosas, pero al ver el video no pudimos evitar sentirnos satisfechas al comprobar la expectación que ocasionamos y ver que estuvieron atentos a lo largo de toda la lectura...¡¡genial!!

Al terminar les sugerimos a los niños que podríamos hacer el cohete que salía en la historia, e incluso al protagonista. La idea la cogimos del blog Tea on the moon. Teníamos preparadas dos mesas con todo el material necesario: rollos de cartón del papel higiénico y de cocina, cartulinas, papel de seda, pinturas, pinceles...en fín, sólo faltaba la imaginación de cada niño para crear sus propios cohetes. Era curioso ver como no se limitaban a hacerlo como el del álbum...y salieron 9 cohetes distintos unos de otros. Éste fue el resultado...



En resumidas cuentas, considero que la actividad salió bien. El álbum ilustrado fue acertado, pues aunque se aconseja para niños a partir de 3 años, tenía la duración idónea para mantener la atención de los niños y el hacerlo en inglés hacía la actividad más apta para los mayores.
Una duda que me surgió fue la siguiente. Era un grupo donde había mayoría de niñas, y se notaba...porque si en algún momento había alguien levantado haciendo otra cosa que no fuera la actividad...eran los niños...No sé si pensar que era porque eran niños o simplemente porque eran precisamente los mayores, y puede que fuera muy infantil la actividad para ellos...no sé. Habría que plantearse para otra ocasión alguna actividad "más de niños" a ver si consiguiéramos captar de forma más efectiva su atención. Si es porque no es propia de la edad, eso será siempre un canon a pagar, ésta vez fueron los mayores y otra serán los pequeños. Si alguien sabe cómo resolver éste problema que nos lo haga saber...
También he pensado que no sería mala idea que las  madres de los niños que participen en nuestras actividades, les preguntaran a sus hijos esa misma noche qué les ha parecido la actividad, qué es lo que más les ha gustado, lo que menos...y que luego lo que nos digan lo compartiéramos al día siguiente con el resto de madres en alguna red social o comunidad, para así ayudarnos a mejorar. Qué mejor forma de ver los errores que a través de los ojos de los niños, y no de los nuestros...que no siempre vemos lo mismo.

                                                                     






No hay comentarios:

Publicar un comentario